Como viajar de mochilero hasta Machu Picchu

Interesante artículo publicado en el diario Catalán La Vanguardia
de España de Como llegar a Machu Picchu.

La manera más económica de llegar al complejo arqueológico situado en Aguas Calientes Machu Picchu.

El visitante que aterriza en Perú con una visita a Machu Picchu en su hoja de ruta se verá recorriendo la bulliciosa Cusco planeando cómo alcanzar la ciudadela situada en Machu Picchu pueblo, también conocido como Aguas Calientes. Cuzco, antigua capital del imperio inca, es el punto de partida elegido por la mayoría de los visitantes antes de internarse en el tour al Valle Sagrado de los incas.

Allí se podrán encontrar fácilmente numerosas posibilidades para llegar a Machu Picchu, una de las siete maravillas del mundo.

Una de las opciones más cómodas y rápidas pero también la más costosa es disfrutar de un trayecto en tren. El PeruRail, conecta la estación de Poroy, en Cuzco, hasta Aguas Calientes en un delicioso viaje de cuatro horas por las entrañas del Valle Sagrado. Para aquellos más intrépidos destaca el Camino del Inca, uno de los desafíos más aventureros del mundo.

Esta caminata, que en febrero permanece cerrada por mantenimiento como es habitual, es muy demandada entre los visitantes que gozan de una buena condición física. Además hay que planear al detalle el viaje ya que cuenta con cupos limitados haciendo obligatoria la reserva con mucha antelación. Desde el kilómetro 82, el Camino Inca, ofrece cuatro días y tres noches de camino mientras que también existe la posibilidad de iniciar la ruta en el kilómetro 104 reduciendo la marcha a dos días y una noche antes de encontrarse cara a cara con los restos de Machu Picchu a 2508 metros de altitud.

La ruta alternativa
Sin embargo, para aquellos que no pueda costearse el lujo de viajar en el PeruRail o no dispongan de una reserva para realizar el Camino Inca a Machu Picchu de 4 días, existe una vía alternativa y que puede extenderse hasta tres días antes de llegar a Aguas Calientes Machu Picchu. Un camino al que las compañías de viajes cusqueñas han comenzado a sacarle partido pero que puede realizarse de manera independiente y es recomendable para aquellos visitantes con un presupuesto ajustado.

El punto de partida de esta ruta es la estación de autobuses de Santiago en Cusco. Abierta desde muy temprano despierta con la ciudad y rápidamente se convierte en un hervidero de venta de pasajes, bebidas y alguna comida para sobrellevar un viaje que se prevé largo. Ben-Hur, Selva Sur y Ampay son los nombres de las distintas compañías de autobuses que realizan el trayecto hasta Santa María. El autobús huele a choclo, pan recién horneado o rocoto relleno. Los viejecitos mascan coca, las mujeres suben con toda clase de bultos y los niños se asustan con cada curva del puerto del Abra Málaga. Tras la parada en Ollantaytambo, el autobús asciende en un camino acariciado por el miedo.

Zigzagueante, es un trayecto a evitar en la temporada de lluvias, de diciembre a abril, por los constantes desprendimientos. La bajada, una vez pasada la cumbre a 4.350m, se prolonga sinuosamente entre aldeas aisladas por la niebla. La adrenalina se dispara y los hay que se animan a realizar el descenso en bicicleta como parte del programa ofrecido por varias agencias de viajes.
Tras cinco horas se llega a Santa María mientras el autobús continua hasta Quillabamba, su última parada. Según la hora y las ganas, se puede hacer noche aquí o proseguir hasta Santa Teresa siendo esta la apuesta de la mayoría de los viajeros.

En un taxi compartido con otros viajeros se alcanza Santa Teresa en algo menos de dos horas. Una vez acomodados en el alojamiento llega el tiempo para el descanso. Este pequeño pueblo cuenta con un balneario natural a tan sólo tres kilómetros del centro. Las termas de Cocalmayo son la recompensa a un largo día de viaje que comenzó temprano. El recinto posee distintas piscinas con aguas termales a diferentes temperaturas que se convierten en un tratamiento terapéutico antes de afrontar la caminata que aguarda al día siguiente.

De la mano del Urubamba
Amanece en Santa Teresa y comienza una nueva jornada en este itinerario hasta Machu Picchu. El próximo paso del mochilero es llegar a Hidroeléctrica, sede desde 1955 de una central hidroeléctrica de la que el lugar toma su nombre. Aquí se encuentra un puesto de control que da acceso al último tramo de la ruta. Es conveniente tomar un taxi en Santa Teresa aunque hay muchos que se aventuran a caminar las dos horas por el polvoriento sendero.

En Hidroeléctrica es posible tomar el tren, si está en funcionamiento, hasta Aguas Calientes aunque la caminata de dos horas y media no tiene desperdicio. El viajero puede abastecerse de provisiones en los distintos comercios que se disponen junto a la estación de tren. Pailas de huevos, bocadillos de aguacate, dulces locales o alguna bebida antes de adentrarse en el corazón de la selva cusqueña. 

En un camino sin pérdida, se siguen las vías del tren con el rumor del río Urubamba, llamado Vilcanota en esta zona, como escolta durante todo momento. El Urubamba conduce al viajero hasta llegar a Aguas Calientes mientras que el pico Huayna Picchu lo espía desde sus 2.667 metros de altura. Las verdes y frondosas montañas dan cobijo al caminante que pasa lentamente los postes señalizadores. Kilómetro tras kilómetro algunos locales se cruzan a saludar mientras que se encuentran a otros mochileros ya de vuelta.

Si se está atento es posible ver, como un anticipo, las ruinas de la ciudadela inca coronando la montaña Machu Picchu. Para muchos pasa desapercibido y sólo se toma consciencia cuando el viajero contempla el camino andado una vez se encuentra dentro del recinto arqueológico.

Tras casi diez kilómetros ya se ven los primeros edificios que forman parte de la oferta hotelera de Aguas Calientes. Exhaustos, habrá que echarse a dormir temprano pues la recompensa de ascender a Machu Picchu comienza antes de que rompa el siguiente día.

Con respecto a los hoteles en Cusco se pueden reservar por Hoteles en Perú.

1 comentario:

Viajero dijo...

Muy buen información, sobre todo para los que desean aventurarse a este hermoso lugar